Comienza un nuevo cursogastronómico y Madrid está lleno de novedades para el otoño 2016. Algunos restaurantes abrieron a principios de verano para ir calentando motores, otros se acaban de inaugurar, los hay que llegarán bien entrado septiembre. Esta lista incluye los que más nos han gustado.


 

1.- Fismuler

Sagasta, 29. Tel.: +34 91 8277581. Cierra: domingos. Precio medio: 40€

La última propuesta de Nino Redruello, apuesta por la estética de derribo: paredes descarnadas, cables a la vista, mobiliario austero… Un modelo que triunfa ya en ciudades como Nueva York, que Redruello y su socio Patxi Zumárraga han sido los primeros en introducir en Madrid. Informalidad y desenfado, no exentos de bullicio, que encajan de maravilla con la oferta culinaria que enarbola la bandera de la sostenibilidad y se centra en los alimentos orgánicos y de proximidad. Carta escueta con raciones para compartir. Cocina casera pero resultona con muchas referencias familiares (Redruello es un hostelero de pedigrí, su familia regenta el grupo La Ancha) en la que es fácil elegir. Para beber agua del grifo y jarras de sangría, limonada y rebujito… Un acierto. Buenísima la tortilla de boquerones y piparras (tal y como la preparaba el abuelo de Nino), muy apetecible la molleja con remolacha o el carpaccio de ternera. De postre helado de sombra de higuera firmado por Fernando Sáez del Obrador Grate. Y para terminar una excelente infusión de café, que defraudará a los amantes del expresso. Por la noche música en vivo.

2.- Amazónico

Jorge Juan, 20. Tel.: +34 915 15 43 32. Cierra: domingos noche. Precio medio: 65€

La puesta en escena no puede ser más vistosa y sofisticada. En nuevo local de Sandro Silva y Marta Seco (Grupo El Paraguas) ha conquistado Madrid y las reservas ya deben hacerse con meses de antelación, sobre todo los fines de semana. Escenografía selvática y derroche de color para transportar al comensal a lejanas geografías donde se mezclan Latinoamérica, España y Asia; el pao de queijo brasileño con el cebiche; el sushi con el espeto; el tandoori con la picaña. Destacan en un local dividido en diferentes ambientes, la barra de shushi –con Massa al frente-, la zona de parrillas, la terraza interior–que esperan se pueda usar en breve- y el club de jazz de la planta sótano que comenzará a funcionar en otoño. Para probar, ensalada de betarragas (tres tipos de remolachas), corazones de palmitos frescos, yarikahua de carabinero con choclo morado, moqueca de pescado con verduras y leche de coco o el solomillo de vaca gallega a la parrilla. De postre piña glaseada.

3.-Bibo

Paseo de la Castellana, 52. Tel.: +34 918 052 556.​ No cierra. Precio  medio 50€.

La brasserie andaluza de Dani García ha llegado a Madrid. Un derroche de luz (7.000 bombillas) y espacio obra de Lazaro Rosa Violán que gira en torno a la reproducción de un globo aerostático, tres barras y mesas para más de 100 comensales. De la gran cocina vista salen platos clásicos de García como el gazpacho de cerezas o el milhojas de foiegras, a los que se unen una importante selección de charcutería, ostras, propuestas frías (cebiches, capraccios, esaladadas) hamburguesas, carnes a la plancha o una selección de recetas con atún. Sabores andaluces abiertos al mundo, recetas muy condimentadas, pensadas para agradar a todos y crear adicción. Un lugar para ver y ser visto, por el que querrán pasar todos lo que viajen a Madrid.

4. / M

Libertad, 5. Tel.: +34 916 684 678. Abre de lunes a sábados de 12h a 02h. Domingos de 12h a 16h. Precio medio: 25€.

El peruano Omar Malpartida, a quien seguimos desde que abrió Tiradito Pisco Bar, acaba de inaugurar junto con sus socios este local del barrio de Chueca dedicado a la cocina callejera que pone el acento en las especialidades peruanas. Un espacio algo inquietante con predominio del blanco y el acero, por el que serpentea una larga mesa-barra en la que se acomodan los 30 comensales a los que atienden 2 cocineros.

Bajo el signo de la informalidad preparan al momento platos sencillos, elaborados con ingredientes de calidad, muchos de ellos traídos directamente de Perú: zapallo loche, cilantro, ají charapita, chonta… En los que se permiten ciertas licencias de fusión con guiños a Tailandia y otras cocina ahora en boga. Destacan la chalaca de piña picante; los choritos, mejillones con leche de tigre cebolla, tomate, choclo y ají amarillo; el ceviche thai  elaborado con lubina, coco, ají limo, cilantro, cacahuete, zumo de lima, o el aguachile  una combinación de gambas, chanque, tomatillo verde, pepino, lima, cilantro, aguacate y chipotle.

5.- Lamian by Soy Kitchen

Plaza Mostenses, 4. Tel.: +34 91 03 92 231. Precio medio 25€.

Jong Ping Zhang, más conocido como Julio, ha dado un lavado de cara a Soy Kitchen, haciéndolo más acogedor y elegante y lo ha desdoblado. En la planta baja está Lamian, especializado en platos de fideos (tallarines) que en China se conoce como lamian y son antecedente directo del famoso ramen japonés. En la planta superior continñua ofreciendo su cocina de siempre: recetas chinas elaboradas con ingredientes españoles de calidad, a las que Julio da su infalible toque personal. Platos fragantes y vistosos, siempre sorprendentes, que van sumando adeptos temporada tras temporada.

6.- El Flaco

Javier Ferrero, 8.Tel.: 91 199 65 02. Cierra: Precio medio: 35€

El cocinero de origen sueco Andy Boman, ya sorprendió en Ginger Boy. Ahora riza el rizo en este local discreto pero agradable, a trasmano de todos los circuitos gastronómico, pero que ya registra llenos diarios. Una carta sugerente cargada de recetas asiática. Aunque la cocina se declara tailandesa encontramos guiños a Vitenam, Korea, Japón o China, sin olvidar España o Suecia. Cocina viajera y mestiza, cargada de platos fragantes y tentadores con una buena dosis de picante que no defraudan. Deliciosos el satay de pollo con salsa de cacahuete, el bao de panceta confitada en caldo cantonés, los rollitos vitnamitas con mango y el curri tailandés. Magníficas salsas y aderezos.

7.- Sasha Boom

Raimundo Fernández Villaverde, 26.Tel.: +34 91 199 50 10. Cierra: domingos Precio medio: 25€

La última aventura de Jaime Renedo. Un local escueto en el que da rienda suelta a su inventiva culinaria. Cocina viajera que fusiona sabores, ingredientes y técnicas en una propuesta informal para comer con las manos… y chuparse los dedos. 20 platos muy apetecibles, casi todos con toques picantes y ácidos: pizzeta libanesa,  curri verde de carrillera ibérica, dumpling de carabinero. De postre moshi de té verde.

8.- Cebo

Carrera de S. Jerónimo, 34, Teléfono: +34 917 877 770. Cierra: domingos y lunes. Precio medio: 80€

El hotel Urban estrena nuevo restaurante de la mano de Aurelio Morales, cocinero formado junto a Paco Pérez (Miramar. 2*) que ha trabajado en los últimos años en los fogones madrileños de Ramses. Una propuesta diferente que trata de tender puentes entre Madrid y Barcelona (el grupo Derby propietario del hotel Urban procede de la Ciudad Condal). El menú es un viaje dos ciudades, mostrando su cultura y su gastronomía. Dos horas para el menú corto (15 platos+ snaks) y elgo más para el largo (20 platos+ snaks). Alta cocina creativa con alma castiza y guiños al Mediterráneo. Gamba de Palamós, chipirón del Mediterraneo, callos, jarrete de ternera… Al frente del equipo de sala un experto veterano: Paco Patón, garantiza un servicio excepcional.

9.- Puertalsol

Puerta del Sol, 10. Tel.: + 34 91 487 36 85. Cierra: domingos. Precio medio: 30€.

Con un inconfundible aire castizo y una propuesta centrada en las especialidades de la capital, no habrá turista que pase por Madrid que no quiera visitar el nuevo local de Alberto Chicote, en la quinta planta de El Corte Inglés de Sol desde cuya terraza se disfruta de las mejores vistas de la mítica plaza. Es “una taberna como las de antes”, según dice el propio Chicote, donde se pueden tomar patatas bravas, callos, conejo con tomate, ensaladilla, torreznos, empanadillas o gildas. Además platos con más enjundia como el arroz con verduritas, el pollo mariando asado o la chuleta de vaca vieja. Para comer o tapear, el cliente elige, pero siempre con un toque casero y marcadamente madrileño. En esta su penúltima aventura le acompaña, como siempre, su lugarteniente, el también cocinero Pedro Olmedo. Por las noches los fines de semana se puede cenar tarde o tomar copas (abierto hasta la 1.30).

10.-  NoNaMe Bar

Alberto Aguilera, 5. Tel.: +34 670 088 427. Cierra domingos y lunes. Precio medio: 25€

Más cocina de fusión asiática, con todas las licencias que uno pueda imaginar. Tacos, pizzas, niguiris, tempuras, rolls… Y el divertido “arroz pegao”. Una mezcla salvaje que unas veces convence más que otras. Propuesta ecléctica, indefinible y difícil de explicar que gusta mucho incluso a aquellos a los que no les apasiona la cocina asiática, lo que no deja de ser curioso. Buen apartado de postres. La decoración es divertida y el local está siempre lleno con mucho bullicio: el ruido es lo peor.

En cartera dos aperturas que darán que hablar antes de que termine el mes:

El nuevo restaurante de Manolo de la Osa (Las rejas en Las Pedroñeras) en Madrid, en el local de la calle General Pardiñas que ocupó Tartan y después Lovnis.

El proyecto del grupo de Paco Quirós (La Maruca, Cañadío y La Bien Aparecida) en el viejo local de Gula Gula en el edificio Metrópolis de la Gran Vía. 

1 Comment

  1. Alexandra el 29 agosto, 2016 a las 12:25

    Os doy dos aperturas más que darán que hablar: Carmen, casa de cocidos y La Santpere. Informaré puntualmente 😉

Deja un comentario