El cocinero madrileño inaugura dos locales separados por 9.000 kilómetros de distancia. Collado Mediano y Beijing unidas por la filosofía culinaria de la Gastrobotánica y el entusiasmo del ecochef


El pasado 19 de abril Rodrigo de la Calle tuiteaba: “la primera foto de mi nuevo restaurante!!! #revoluciónverde2015, enlazando una fotografía de un comedor acristalado tras un árbol florecido en rosa, como puede apreciarse junto a estas líneas.

Se sabía que el cocinero madrileño no iba a quedarse de brazos cruzados tras su inesperada salida del hotel Villa Magna en julio del año pasado, pero no desvelaba detalles sobre qué ni cómo iba a ser su nuevo proyecto. Pero hace unos días en Al Punto, un nuevo programa de TVE sobre gastronomía, pudimos ver al chef de Aranjuez hablando de la Gastrobotánica y elaborando delante de las cámaras una sencilla receta. El escenario elegido no era otro que La Torre Box Art Hotel, en Collado Mediano (Madrid), espacio que, como se pudo comprobar, coincidía con la fotografía que Rodrigo de la Calle había aireado en las Redes Sociales, calificándole de su nuevo restaurante”.

Aunque desde GastroActitud no hemos podido corroborarlo personalmente con el interesado, pues se encuentra de viaje en Pekín, al parecer compañeros de otros medios digitales (concretamente 7 Caníbales) han obtenido la confirmación de la propiedad del hotel boutique de la sierra madrileña.

Ubicado en un entorno natural, el alojamiento, de sólo siete habitaciones con spa, conjuga la arquitectura tradicional de la zona con un interiorismo vanguardista y sofisticado pensado para albergar diferentes manifestaciones artísticas. Este será, por tanto, el nuevo destino culinario del cocinero verde a partir de mediados de junio –cuando terminen las reformas que se están haciendo, según nos comentan en el propio establecimiento hostelero-. Y aunque aún habrá que esperar alrededor de un mes para conocer el proyecto en detalle, sí se conoce que lo va a compatibilizar con su asesoría para el grupo de restauración del célebre chef francés Jöel Robuchon –el cocinero que atesora más estrellas Michelín del mundo-, y la que, hasta ahora, era la última novedad, como cuenta en la entrevista publicada por Apicius: la apertura en Pekín de un local con doble propuesta gastronómica: Verde, como restaurante de alta cocina vegetal, y Carmen, un comedor informal de arroces y tapas.

Como ya dijo en twitter, cuando partía para la ciudad asiática en compañía de quien va a ser allí su mano derecha, Alberto Becerril, “arrancamos con la ilusión de cocinar verduras a muerte”. Cuando vuelva de la ciudad china y nos dé todas las claves de sus nuevos proyectos, se lo contaremos.

1 Comment

  1. Juan a. Vega de diego el 2 julio, 2016 a las 14:17

    Me encanta rodrigo de la calle

Deja un comentario