Una de las grandes citas a nivel mundial (quizás la más importante) ha finalizado en Bra, Italia. La feria bianual de Slow Food -Cheese19-, que eleva a los cielos el queso de leche cruda, inundó de nuevo la pequeña ciudad del Piamonte italiano.


Quesos de todo el mundo

De nuevo las carpas con infinidad de quesos de todo el mundo, muchos de ellos aún desconocidos, con su olor característico. Otra vez los maestros queseros, afinadores, vendedores, comerciales, compradores, distribuidores y visitantes pululando por las calles engalanadas para la ocasión.

Parada obligada es el espacio de afinadores. Es un lugar donde los quesos sorprenden y enamoran desplegando todo su encanto bajo las manos expertas de profesionales de todo el mundo. Ahí es donde se puede catar las novedades que traen (Neal’s Yard siempre sorprendiendo) o los quesos que son complicados de encontrar en España y que quedan en el recuerdo (el azul de Oregón Rogue River Blue, adictivo y maravilloso)

Nuevos actores que te encandilan con su Pecorino di Fossa y que resultan difíciles  de comer en contraposición de los que siempre merecen una visita, Marcel Petite, Cravero, L´amusse, Mons…

Destacable aquí la participación de Poncelet con una puesta en escena y selección de producto admirable. Siempre aporta una selección de quesos españoles afinados que se convierte en una de nuestras mejores representaciones.

Quesos imposibles y a veces sin razón: envueltos en hoja de col que simplemente dan imagen. En esto los italianos son los reyes del marketing. Incluso alguno con su “caparazón” de arcilla. ¿Aportan algo al queso?  Sencillamente no. Pero venden. Hay que reinventarse de alguna manera para desmarcarse del típico queso, llamar la atención del consumidor quizás ya cansado de lo mismo.

Ya en la parte internacional nuestros colores (este año por fin se podían ver banderas indicando nuestro país) y nuestros quesos tuvieron  su protagonismo. A los habituales de hace muchos años, La Cabezuela, Cortes de Muar, Finca Pascualete, también estaban La Antigua, Moncedillo, o Fuentillejos. Estrenos como los Alimentos del Camino proyecto impulsado por Pascual Cabaño de la Quesería Rey Silo, una de las empresas españolas presente en Cheese desde sus comienzos que promocionaron como corresponde el nombramiento de Oviedo para el año que viene como sede de los WCA, Cultivo o Te Queso. A este último le faltaba definir cuál es su proyecto con más claridad.

Del resto de países, una amalgama de formas, colores, sabores… un espectáculo que necesita un par de días para empaparse de las novedades y de los productos. Todo ello aliñado con  infinidad de actividades, talleres, ponencias, charlas y todo lo que puedas imaginar alrededor del queso y que te deja con la sensación de no llegar a todo.

Como curiosidad he de decir que ya se encuentran algunos quesos de leche pasteurizada  elaborada con fermentos propios…. ¿se vislumbra un cambio?

La implicación de la ciudad, como en cada edición, es admirable. La afluencia de público, la respuesta y el apoyo institucional, la difusión del evento, la respuesta y la entrega al proyecto de las queserías presentes, la cobertura de los medios de comunicación italianos… La verdad es que una vivencia que me gustaría poder sentir en nuestro país. Es un sueño pendiente en mi lista. Quizás el año que viene.

Las mejores tiendas de queso de España

1 Comment

  1. Carmina el 9 octubre, 2019 a las 21:55

    Girona, Blanes , charcutería Margarita parada 99/100 con más de 80 clases de Quesos 🧀

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar