A punto de cumplir sus primeros diez años de trayectoria, el restaurante consagrado a las cocinas asiáticas presenta la primera carta dedicada a los vinos naturales que se conoce en Madrid.


En Sudestada no sólo es inusual lo que se come. También lo que se bebe.

Desde sus inicios, el restaurante que ha revolucionado el ámbito de las cocinas de Asia en Madrid ha apostado por ofrecer una selección de vinos que represente la diversidad del viñedo mundial a través de referencias de viticultores comprometidos con la expresión de la tierra en la que trabajan, las variedades de uva propias de cada región y los métodos de elaboración menos intervencionistas.

Hoy, Sudestada redobla esta apuesta presentando una carta dedicada exclusivamente a los vinos naturales. Gracias a ello, los clientes de este restaurante pueden descubrir una veintena de etiquetas que van más allá de los principios de la viticultura biológica y biodinámica, porque además prescinden del añadido de anhídrido sulfuroso (SO2), un producto tóxico y perjudicial para la salud cuyo empleo está extendido en la viticultura convencional (aunque casi siempre en dosis mínimas) porque garantiza la estabilidad de los vinos tras el embotellado.

Con ello, pues, Sudestada llega hasta la última frontera de la viticultura, ya que la elaboración de vinos naturales es tan arriesgada como un salto sin red: sin SO2, los vinos expresan de una manera más nítida los matices propios de la variedad de uva y el terruño, pero también son más vulnerables a la contaminación bacteriológica y a los efectos nocivos de la luz, la temperatura y el oxígeno

Para seleccionar la veintena de vinos naturales que integran esta novedosa carta, Sudestada ha tenido en cuenta no sólo la calidad de cada uno de ellos, sino también cómo estos se asocian a la cocina de Estanis Carenzo, procurando siempre la mayor diversidad de orígenes, tipologías y variedades.

Por ello, la primera carta de vinos naturales de Madrid incluye referencias de distintas regiones vinícolas del mundo, con ejemplos tan interesantes como el cava AA Bruel Brut Nature (de Alella, Cataluña), los blancos Viña de Simón (del Parque Natural de la Mata, en Torrevieja, Alicante, elaborado con variedad merseguera), Pheasant's Tears (vino naranja de Georgia, de variedad mitsvane) y el italiano Ageno (Emilia-Romagna) y los tintos La Huesuda (Valencia), El Marciano (garnacha de la sierra de Gredos), el francés La Foufoune (Crozes-Hermitage, Ródano) y el chileno Empedrado de Secano (Valle del Maule), entre otros.  

Además de presentar esta selección de vinos naturales, Sudestada ha ampliado su carta de vinos habitual, que ahora incluye hasta 60 referencias de todo el mundo, con una amplia participación de bodegas y pequeños productores que son fieles a los principios de los métodos de viticultura orgánica y biodinámica.

 

Sudestada

c/Ponzano, 85. Madrid

Tel.: +34 91 533 4154

www.sudestada.eu

1 Comment

  1. Elisabeth Checa el 4 agosto, 2014 a las 02:07

    Sudesatada es uno de mis lugares en el mundo, impresionante esta carta de vinos naturales. Recuerdo, Fede, esa Feria en Londres.Quiero ir!

Deja un comentario