La tercera bodega más antigua de la D.O.Ca Rioja ha creado varias experiencias de enoturismo para disfrutar del verano en un entorno natural


Con la llegada del verano, es momento de hacer planes de todo tipo y sacar el máximo partido a estas semanas mágicas. Para ello, Bodegas Montecillo, abre sus puertas con distintas opciones de enoturismo, incluyendo actividades con niños.

Todo ello, aplicando las medidas de seguridad necesarias para garantizar un espacio seguro, gracias a la implementación de protocolos de higiene y seguridad conforme a la actual normativa. De hecho, Bodegas Montecillo cuenta con el sello “Safe Tourism Certified”, impulsado por el Instituto de Calidad Turística (ICTE), como marca de garantía y certificación de la correcta implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19.

Este año, muchos españoles han optado por el turismo nacional para descubrir la naturaleza, los paisajes, así como la gastronomía y enología de los distintos rincones que ofrece nuestro país. Bodegas Montecillo propone diversas actividades con las que los viajeros podrán descubrir el mundo del vino de una manera divertida y adaptada a las familias, incluso para las que viajen con niños.

Visita guiada a la bodega

Se trata de una visita inolvidable en la que disfrutar de una gran experiencia en el mundo del vino. El recorrido por las diferentes salas como la de barricas y botellero es llevado a cabo en todo momento por una guía especializada y de forma muy didáctica.

Además, esta experiencia para sentir y vivir la historia de Bodegas Montecillo engloba un videomapping explicativo y una visita al museo de la bodega, donde es posible contemplar el pulso al tiempo que Bodegas Montecillo ha mantenido intacto durante los últimos 150 años.

La visita ofrece la cata en rama procedente de barricas de roble americano y francés en la sala subterránea de barricas, como la degustación de Montecillo Crianza, Reserva y Rosé junto a un aperitivo en la vinoteca.

De esta forma, la bodega ofrece la posibilidad de vivir en primera persona la pasión de dos familias centenarias preocupadas por la búsqueda constante de la calidad y autenticidad de sus vinos, reconocidos mundialmente con más de 300 premios en los últimos años. Duración de la visita: 2 horas. Precio: 15€ por persona.

Wine Bar de Bodegas Montecillo

Se trata de una experiencia en la que la propia enóloga de la bodega, Mercedes García Rupérez, deja su propio sello personal con la selección cada mes de cuatro vinos que el visitante podrá degustar acompañado de una guía especializada para introducirlos en una cata de iniciación. Acompañado de un aperitivo, existen múltiples opciones a escoger en el Wine Bar de la bodega.

Escape Room Montecillo

Para todos aquellos que disfruten de la intriga y quieran hacer una actividad divertida y diferente en torno a la historia de la firma, Bodegas Montecillo ha puesto en marcha un escape room desarrollado entre Fuenmayor y Navarrete, que realiza un recorrido por los emblemáticos recintos de Montecillo y que requiere que el visitante se enfrente a diversos retos para superar este juego de estrategia.

Una vez finalizado, la actividad incluye un momento para disfrutar de un aperitivo y unos vinos de la casa en el Wine Bar o el jardín de la bodega. La duración es de dos horas y media aproximadamente y el precio es a partir de 25€ por persona, en función del número de participantes de cada grupo, mínimo 6 personas, máximo 12.

Gymkhana Montecillo con niños

Las actividades de enoturismo en Bodegas Montecillo están pensadas también para familias con niños. Mientras los padres realizan una degustación de vinos de la bodega, los niños participan en una gymkhana enológica en la que los niños, junto a una monitora, aprenden de la manera más divertida y lúdica con manualidades, talleres y juegos para conocer el origen, los procesos y la historia de los vinos y de las Bodegas Montecillo. La duración de la gymkhana es de dos horas y tiene un precio de 10€ por niño.

Vino, tapas y música: el plan perfecto del verano está en Bodegas Montecillo

Un espléndido jardín con terraza abierto a todo aquel que quiera pasar una velada deliciosa en una de las zonas más representativas de la DOCa Rioja: esa es la experiencia que propone Bodegas Montecillo para las tardes de verano durante julio, agosto y septiembre. Siempre con una copa en la mano de alguna de las referencias de la bodega.

¿Tinto? ¿Blanco? ¿Rosé? En la variedad está el gusto. Además, los visitantes podrán degustar una selección de buena gastronomía para que el plan resulte lo más apetecible posible.

Las entradas pueden adquirirse en la propia bodega el día del evento o reservando con anterioridad escribiendo a visitas.montecillo@osborne.es o llamando al 670922466. Tiene un coste de 25 euros e incluye 3 vinos y una hamburguesa.

Bodegas Montecillo 

visitas.montecillo@osborne.es – 670922466

Gastroactitud

Gastroactitud

Pasión por la gastronomía.

2 Comments

  1. Gerardo el 15 agosto, 2021 a las 08:42

    Plan inmejorable!! Visitar el jardín y no dejéis de probar la cantidad de vinos que ofrecen x copas.

  2. Juan el 14 agosto, 2021 a las 23:37

    Estupendo plan para disfrutar de Montecillo, un vino extraordinario.

Deja un comentario