Jerez de la Frontera, CÁDIZ

Bar, taberna, venta… Un espacio informal, sin pretensiones, donde comer rico, que recupera el espíritu de los bares de antes pero con la sabiduría de la cocina de hoy.

Málaga, MÁLAGA

Bajo una apariencia humilde, de taberna de barrio, esconde una materia prima de gran calidad. Por algo ha sido finalista en la categoría de restaurantes de producto para los premios Gurmé Málaga.

Zahara de los Atunes, CÁDIZ

Esta tabernita marinera es la hermana pequeña de El Campero, el restaurante de Barbate al que los aficionados al atún rojo salvaje de almadraba acuden en peregrinación. La Taberna del Campero es una opción más sencilla y económica en Zahara de los atunes.

Málaga, MÁLAGA

El Pimpi es un hito cultural de Málaga. Una taberna para comer buena fritura, jamón y ensaladilla y disfrutar del ambiente.

Madrid, COMUNIDAD DE MADRID

Juanjo López es el artífice de esta taberna madrileña. Un local como los de toda la vida que supone una reivindicación de la tradición gastronómica capitalina en pleno barrio de Retiro.

Pozuelo de Alarcón, COMUNIDAD DE MADRID

La Taberna de Elia tal vez sea el mejor asador de Madrid. Destacan la calidad y regularidad de las carnes que ofrece, los puntos de maduración y el buen manejo de la parrilla. Una dirección segura para carnívoros empedernidos.

Madrid, COMUNIDAD DE MADRID

Miguel Carretero transforma Santerra con la bandera de unas croquetas de concurso.

Huesca, HUESCA

Referencia indiscutible de la cocina aragonesa, el restaurante de Carmelo Bosque, sigue apostando por la cocina de temporada y el buen producto. Durante el invierno, la trufa negra es la estrella del menú, pero el resto del año llaman la atención las novedosas combinaciones de ingredientes.