6 1

Esta tabernita marinera es la hermana pequeña de El Campero, el restaurante de Barbate al que los aficionados al atún rojo salvaje de almadraba acuden en peregrinación. La Taberna del Campero es una opción más sencilla y económica en Zahara de los atunes.

DIRECCIÓN: Calle María Luisa 6 Zahara de los Atunes (CÁDIZ) .ESPAÑA

CONTACTO: 956439036   


PRECIO MEDIO: De 35 € a 50 €

TIPO DE COCINA: Tapas


ver ficha completa



TIPO DE DECORACIÓN: Marinera



Si quieres acceder a la ficha completa con las valoraciones del autor, has de acceder como socio o registrarte.
VALORACIÓN 6/6

En el centro del precioso pueblo gaditano de Zahara de los Atunes, se encuentra La Taberna de El Campero (Cádiz), versión informal de este afamado restaurante. Se trata de un pequeño local que, al igual que su casa madre, se caracteriza por servir una gran variedad de cortes de atún rojo en diferentes elaboraciones.

Un pueblo para comérselo

Zahara tiene una merecida fama como destino estival por tener una de las playas más bonitas de Cádiz, además de por sus espectaculares atardeceres. El pequeño centro del pueblo esconde, en sus encantadoras calles, algunos lugares donde se come realmente bien. Así ocurre, por ejemplo, con el popular Trasteo de José Fuentes, que triunfa en Madrid con su restaurante Kulto. La propuesta zahareña es más informal y menos sólida, pero con algunos platos excepcionales como el salmorejo con mojama, pimientos asados y albahaca.

Así que, tras ver caer el sol en la playa, nada mejor que dirigirse a La Taberna del Campero a degustar alguna parte del más suculento túnido. Eso sí, siempre con reserva, ya que todos los veraneantes de la zona quieren pasar por sus mesas y siempre está lleno. Una vez allí se puede cenar en tres espacios diferentes: el salón, la terraza o el agradable patio andaluz con mesas altas.

Vista del patio con mesas altas bajo el emparrado

 

Culto al atún rojo de almadraba

La carta, actualmente en versión digital debido al terrible virus que nos castiga, peca de ser muy largo y es fácil perderse. Tapas, entrantes para compartir, mariscos y alguna fritura hacen las veces de “abrebocas” antes de llegar a la parte fuerte. Las albóndigas de atún, el pincho moruno de atún o las mini hamburguesas, como no, de atún, ya muestran quién es el protagonista del lugar (salvo que la acompañante de uno tenga unos deslumbrantes ojos verdes).

Brocheta de atún rojo

 

Algunos entrantes que merecen la pena son el tartar de carabineros o la crema de gazpacho con mojama. Si se quiere probar algo diferente y típico de la zona, las ortigas de mar fritas son un auténtico manjar, aunque su textura no es para todos los gustos.

Bajo el título Atuneando la carta da paso a sashimi, ceviche, tataki o tartares, de lomo, cola blanca o ventresca, por supuesto de atún, siendo las elaboraciones en crudo las protagonistas iniciales. Es así como mejor se aprecian los sabores de las partes más nobles del animal. Aunque pronto llegamos a los guisos como el atún con tomate y huevo frito o el “encebollao”, que para nada desmerecen.

 

Atún rojo “encebollao”

 

Cultura atunera

Con un gracioso dibujo infantil de un pez vienen ilustrados donde se ubican el tarantelo, la parpatana, la ventresca, el morrillo o el mormo entre otros. Cada corte luce mejor con una elaboración diferente. Así, por ejemplo, la parpatana está estupenda asada, con un toque picante, y el delicado morrillo simplemente a a plancha. La ventresca, tan apreciada en Japón, es pura mantequilla que se deshace en la boca, aunque solo apta para amantes de las partes más grasas.

Una gran opción para probar muchas cosas es pedir para compartir el surtido de crudos y la parrillada de atún, con cuatro cortes diferentes perfectamente marcados en la plancha. La carta incluye algunos arroces y platos de carne como el solomillo de vaca Retinta, típica en Andalucía y Extremadura. Pero este es un templo del atún rojo, así que no conviene despistarse. Tampoco con los postres, que son totalmente prescindibles.

 

Imagen Taberna El Campero

Surtido de atún a la parrilla. Imagen de Taberna El Campero

 

Jerez en la copa

La oferta de vinos de Jerez por copas es muy interesante y esconde algunas “joyitas” como el Palo Cortado en Rama de Cruz Vieja. También vinos blancos y tintos con diferentes denominaciones de origen, siempre con alguna selección de la zona de Cádiz, donde se están haciendo buenos vinos como el Taberner.

El servicio es desenfadado e informal, pero agradable y resuelto. Por las noches, con el restaurante a tope, pueden cometer algunos errores que se resuelven con rapidez y una sonrisa (o eso parece intuirse debajo de la obligatoria mascarilla). Pero en esta “nueva normalidad” todos debemos intentar ser más flexibles y comprensivos para adaptarnos a unas necesarias medidas que a nadie agradan.

 

¿QUIERES SER CRÍTICO GASTRONÓMICO?

INSCRÍBETE EN NUESTRO MASTER

Deja un comentario