Casa Mui es una humilde taberna, de cuya pequeña cocina salen platos típicos del sudeste asiático.

DIRECCIÓN: Calle Puerto Rico, 15, Local 9 Madrid (COMUNIDAD DE MADRID) .ESPAÑA

CONTACTO: 645383282   https://www.casamuirestaurante.com/


PRECIO MEDIO: De 25 € a 35 €

TIPO DE COCINA: Casera


ver ficha completa


MENÚ: 13.50€


APROPIADO PARA: Con amigos, Con niños, Urbano



Fernando Calero Gil
VALORACIÓN 6/6

Casa Mui está ubicada en un local austero y poco atractivo en el madrileño barrio de Chamartín, muy cerca de la calle Príncipe de Vergara. En la entrada hay una barra, en la que pueden comer 2 o 3 personas, y una sola mesa. Al fondo, un ínfimo salón con cuatro mesas más. Cuando hace buen tiempo ponen una terraza (sin acondicionar). Las mesas del interior se visten con manteles de tela, algo muy de agradecer, aunque las servilletas son de papel.

El propietario y cocinero es el venezolano Alberto, que trabajó muchos años en el desaparecido Sudestada, conocido restaurante mestizo de la capital, que destacaba por sus maravillosos platos de curry. Allí se especializó en este tipo de cocina asiática y ahora replica muchas de las cosas que aprendió, en este y otros lugares dónde ha cocinado. Él mismo sirve las mesas y explica los platos con cierta timidez. Todas las elaboraciones las hace allí, de forma artesanal, excepto los postres. Y es que, en esta casa, se respira sencillez y honestidad.

Rollitos vietnamitas

Rollitos vietnamitas

A modo de aperitivos de la casa sirve unos pepinos encurtidos con sésamo o unas cortezas de piel de bacalao fritas con polvo de chile.

Aunque lo ideal es probar muchos platos a compartir entre varios, en Casa Mui también ofrecen un menú de mediodía entre semana (a 13,50 euros, una ganga). En este caso incluía un curry Madrás con pollo que estaba bastante rico.

Entre los entrantes de la carta de Casa Mui, destacan las berenjenas chinas (moradas) con salsa de naranja y furikake, un condimento picante japonés que el cocinero prepara con sésamo negro. Una combinación muy acertada.

Berenjenas chinas moradas

Berenjenas chinas moradas

Los rollitos vietnamitas y los dumplings de chorizo criollo son caseros de verdad. Y vaya si se nota. No tienen nada que ver con los que estamos acostumbrados a tomar en muchos restaurantes de moda de grandes grupos hosteleros. También sobresale un excelente escabeche filipino de bonito sobre tomate raf. La salsa es adictiva y además traen un pan de brioche para mojar”. Una perdición.

Gyozas de chorizo criollo

Gyozas de chorizo criollo

 

Escabeche filipino de bonito sobre tomate raf

Escabeche filipino de bonito sobre tomate raf

Cumplen los baos de soft shell crab”, crujiente, con mayonesa picante. Muy ricos. Como el arroz frito, aunque su textura, algo pasada, es mejorable.

arroz frito

Arroz frito

Mejor aún los fideos crujientes salteados con verduras y tofu, un plato vegano con una profundidad de sabor increíble. La clave, probablemente, está en la salsa de cacahuetes, ligeramente picante, que liga el conjunto. El nivel de picante con el que elaboran los platos en este discreto local es bastante moderado, pero se puede incrementar si lo pide el comensal.

Los platos más contundentes de la carta en Casa Mui son todavía mejores que los primeros. Sabores rotundos, equilibrados y complejos, con muchos matices. Empezamos con el asado negro, un fabuloso guiso de carrilleras de ternera, con una estupenda salsa reducida con jengibre, anís y alcaparras. Para no dejar ni gota.

Asado negro

Asado negro

Para comerse una docena están las codornices deshuesadas (aunque en realidad se sirven con un pequeño hueso para poder llevarlas a la boca con la mano). Se acompañan de unos trocitos pequeños de pan naan y una salsa de yogur y manzana. Otro de los platos contundentes de la carta es la hamburguesa de carne de cordero marinada con jengibre, lemongrass y galangal. El pan está bueno y se rellena con verduras y mayonesa de ajo negro.

Codornices deshuesadas

Codornices deshuesadas

Pero el plato estrella de la carta es la especialidad del cocinero, que no podía ser otro que un curry rojo tailandés, al mas puro estilo de Sudestada. En este caso es de carrilleras de cerdo, melosas y tiernísimas, que no pierden su protagonismo en la potente salsa. La pasta de curry, elaborada allí mismo, es la clave de todo. Picante, fresca, cítrica, con hojas de lima kefir y un sinfín de ingredientes que llenan de matices cada bocado. El comensal se traslada mentalmente a las idílicas playas de Ko Samui o al maravilloso caos de Bangkok.

Curry de carrilleras

Curry de carrilleras

La carta de vinos es corta, aunque para este tipo de comida lo que mejor marida es una buena cerveza. Tienen de varios tipos: vietnamita, tailandesa y españolas como las de La Virgen y Goose.

A mejorar el capítulo de los postres. Solo ofrecen helados y una tarta de maracuyá con merengue que no preparan allí. Cumplen, pero el cocinero quiere añadir próximamente algún postre que sea de elaboración propia.

Tarta de maracuyá con merengue

En general, se ven excelentes maneras en un proyecto joven (tan solo llevan abiertos 8 meses) que ya puede presumir de preparar uno de los mejores platos de curry de Madrid.

 

Cursos online en gastronomía

 

0/5 (0 Reviews)

INSTALACIONES PUNTUACIÓN [0-10]
Valoración general 5.5
Sala 5
Aseos 6
Bodega

SERVICIO PUNTUACIÓN [0-10]
Servicio sala 6
Servicio vinos 5.5

EQUIPAMIENTO PUNTUACIÓN [0-10]
Valoración general 6
Lencería 6
Vajilla 6
Copas 6

COCINA PUNTUACIÓN [0-10]
Valoración general 6.5
Cocina
Grado de innovación 6
Presentación 6.5
Pastelería 5
Equilibrio en los platos 7
Calidad materia prima 6.5
Valoración dietética
COMPLEMENTOS PUNTUACIÓN [0-10]
Valoración general 6
Café
Pan
Aceite
Infusiones

BODEGA PUNTUACIÓN [0-10]
Valoración general
Licores
Relación calidad/precio Seleccione relación

ELEMENTOS AMBIENTALES PUNTUACIÓN [0-10]
Valoración general 5.5
Ambiente 5
Decoración 5
Zona de copas
Ruido 6
Iluminación 6
Espacio 5.5
Confort 6

PRECIO PUNTUACIÓN [0-10]
Relación calidad/precio Buena
Relación precio/placer Buena

GENERALES PUNTUACIÓN [0-10]
Puntuación total 6

Deja un comentario