Y para celebrarlo lanza al mercado una edición limitada. Una botella de lujo inspirada en el Modernismo de la que sólo se han elaborado 3.000 unidades.


Anís del Anís del Mono cumple 150 años y por primera vez en sus historia lanza al mercado una edición limitada a 3.000 botellas. Se trata de una edición Premium con una botella de lujo inspirada en el Modernismo, y que rinde homenaje a la pasión artística del legendario anís de Vicente Bosch, que perdura desde su creación en 1870.

 

 

Con este lanzamiento especial, Anís del Mono transporta al consumidor 150 años atrás, a principios del siglo XX. Sus líneas sinuosas imitan la naturaleza, creando formas decorativas que evocan el movimiento del agua. Su estuche decorado refuerza la relación que tiene Anís del Mono con el arte desde su origen. De ahí el diseño de “La Manola” de Ramón Casas en su interior.

Receta original de 1870

La larga trayectoria de la marca se ve reflejada en esta edición de lujo con un nuevo licor. Y es que rescata la receta original de Vicente Bosch, elaborada a partir de una selección exclusiva de grana de anís matalahúva, con una posterior doble destilación en los alambiques de cobre originales de 1870 para purificar al máximo los aceites esenciales obtenidos.

Esta elaboración consolida el anís como una bebida idónea para disfrutar de muchas formas, ya sea directamente en la copa -para quienes desean apreciar los matices más puros del anís-, o para aportar un toque de aroma y sabor al café, una mezcla tradicional y con muchos adeptos.  Pero también se puede disfrutar en combinados como el famoso “Sol y sombra” de la coctelería española tradicional, a base de anís dulce y brandy.

Anís también en la gastronomía

Anís del Mono se emplea asimismo como un ingrediente para dar un sabor diferencial a los platos, tanto en la alta gastronomía como en las recetas que elaboran los consumidores en sus hogares. Tanto es así, que desde el inicio del confinamiento en 2020 y hasta ahora, las ventas de Anís del Mono se incrementaron un 28% en el canal de alimentación.

Recetas dulces y saladas, como las clásicas torrijas o las tradicionales rosquillas, suelen incorporar al anís como un ingrediente más. «Un brioche, una cocha, unos buñuelos, pero también en otro tipo de opciones, como croquetas, tartares de carne o de pescado. Es un licor muy polivalente, que aporta un toque especial a muchas creaciones», opina Miquel Antoja, cocinero colaborador de la marca.

Anís del Mono cumple 150 años pero sigue manteniendo la histórica fábrica de Badalona, en la provincia de Barcelona. Actualmente pertenece al grupo Osborne.

Es un edificio insigne en la ciudad que nació con el Modernismo. Actualmente ofrece cuatro variedades: dulce, seco, carajillo y crema.

Esta nueva Edición Limitada de Anís del Mono estará disponible en tiendas especializadas, grandes superficies y en la tienda online de Osborne  con un PVP recomendado de 50€.

Gastroactitud

Gastroactitud

Pasión por la gastronomía.

2 Comments

  1. Vicente el 13 diciembre, 2021 a las 12:22
    • Julia Pérez Lozano el 14 diciembre, 2021 a las 22:34

      Vicente, es una nota de prensa, por eso va sin firmar. Simplemente nos limitamos a informar de que es el aniversario de esta bebida y de que están haciendo determinadas acciones. No opinamos, ni publicitamos nada. Solo es una información remitida por la empresa.

Deja un comentario