La conocida empresa de ibéricos de Guijuelo saca una línea de embutidos envasada al vacío y en tarro de cristal que conserva intacto su aroma y sabor


La empresa familiar de ibéricos Arturo Sánchez acaba de lanzar al mercado una nueva gama de embutidos envasados al vacío en tarro de cristal, lo que permite mantener la calidad y conservar intactas todas sus propiedades.

Con este novedoso sistema de envasado al vacío, sellado herméticamente, los productos mantienen perfectamente su aroma y sabor. Además se prescinde de envases plásticos que estén en contacto directo con los embutidos.

Un envase sostenible

El empleo de estos envases permite reducir el impacto ambiental, ya que pueden ser reciclados arrojando el tarro al contenedor del vidrio y la tapa metálica al contenedor de envases. Pero también se puede optar por darle una segunda vida al recipiente, eliminando los residuos, y especialmente los plásticos, tan contaminantes.

Chorizo y salchichón 100% ibéricos de Arturo Sánchez

Chorizo y salchichón 100% ibéricos de Arturo Sánchez

Por ahora van a llegar al consumidor el chorizo y el salchichón 100% ibéricos de bellota Gran Reserva. Piezas de unos 200 gramos, aproximadamente.

Para elaborarlas se emplean la presa, la pluma y el secreto, las partes más nobles del cerdo ibérico. Cada pieza se ata manualmente y se seca con leña de encina envejecida. Después pasa a los secaderos naturales, donde se curan varios meses con el aire fresco de Guijuelo.

En palabras de Ricardo Sánchez, Director de la compañía y cuarta generación de la familia, “con esta nueva línea queremos mirar al futuro para seguir ofreciendo a nuestros clientes los mejores productos, siempre de una manera respetuosa con el medio ambiente».

— Formación en Gastronomía —

Gastroactitud

Gastroactitud

Pasión por la gastronomía.

Deja un comentario