Quique Dacosta, lleva a Londres los arroces levantinos y a Valencia una nueva oferta con sabores peruanos de la mano de cocinero Omar Malpartida del restaurante Tiradito (Madrid).


Quique Dacosta desembarca en Londres, donde será el gran embajador de la paella y presenta en Valencia una nueva oferta gastronómica.

God Save a su majestad la paella

Desde hace algún tiempo, Quique Dacosta está poniendo a punto un ambicioso proyecto para montar arrocerías en Londres. “Estoy convencido de que la paella gusta en Inglaterra, pero para desembarcar en Londres hay que hacerlo muy despacio, midiéndolo todo muy bien. No tengo prisa” me decía en el festival DNA hace algo más de un mes cuando le preguntaba por un proyecto del que tengo noticias desde hace más de un año. “Quiero  que  sea algo auténtico, con paellas, fuego… el arroz tal y como se entiende en Valencia”. En esta aventura le acompaña un español de sobrada solvencia en Londres: Marcos Fernández, promotor de Ibérica London del asturiano Nacho Manzano.

Alianza con sabor a huacatay

Y mientras remata la aventura británica en pleno Brexit, en Valencia ha lanzado un nuevo concepto gastronómico para las barras de MercatBar y Vuelve Carolina. Con ello busca poner en valor  ese espacio que siempre le ha seducido y que ha sido todo un reto para él: la barra.

Junto al cocinero peruano Omar Malpartida (restaurante Tiradito. Madrid) ha desarrollado un concepto específico que tiene como punto de partida Perú, uno de los lugares que más le atraen en este momento. La forma de cocinar, la complicidad y compromiso que Malpartida muestra con los productos y cocina peruana llevó al cocinero a pensar que podría trabajar en un nuevo concepto en sus restaurantes en Valencia. “Creí que era un buen momento para ofrecer en la ciudad una propuesta de original cocina peruana, y no podría ser de otra mano que de la de Omar”, afirmaba Dacosta.

Maestro y discípulo trabajando juntos

Omar Malpartida trabajó durante dos años en la cocina de Quique Dacosta Restaurante, en Dénia, y se trasladó a Madrid para abrir su propio proyecto, Tiradito, al que le han seguido otros conceptos de gran éxito en la ciudad como Barra M y Chambi. Pone en ellos toda la creatividad al servicio de una cocina de raíces, con productos traídos desde Perú y cocinados de manera muy singular.

“Con Quique hemos aprendimos que lo más importante es el trabajo con convicción, con pasión y respeto por la profesión. Seguimos sus consejos y unos años después le devolvemos con agradecimiento y cariño todo nuestro aporte respecto a la gastronomía peruana” apuntaba el chef peruano tras la presentación.

Barras con carácter y sabor

Los equipos de los dos cocineros han trabajado mano a mano, consiguiendo un resultado que se podrá disfrutar a partir de hoy en las barras de Mercatbar y Vuelve Carolina.

Los dos restaurantes contarán con cartas distintas, manteniendo el estilo que les caracteriza e incorporando además la coctelería más tradicional de Perú. La barra de Mercatbar tendrá a partir de este momento ADN peruano, influencias del mundo y espíritu streetfood. El cliente encontrará una cocina que recorre las calles del país, con el toque fresco e innovador de siempre.

LA BARRA de Vuelve Carolina se transforma en una cevichería. Ofrece platos únicos basados en la tradición peruana, siempre bajo el código casual food e innovador que define a este restaurante.

“La despensa de estas cocinas es un gran mestizaje gastronómico, donde se pueden encontrar los pescados y mariscos de nuestro Mediterráneo (quisquilla, salmonete, corvina, gamba..) y verduras de nuestra huerta conviviendo en el recetario con productos autóctonos procedentes de artesanos y productores de Perú”, concluía Dacosta.

Julia Pérez Lozano

Julia Pérez Lozano

Licenciada en Ciencias de la Información por la UCM. Especialista en gastronomía. Autora de numerosos libros y guías. Trabaja con lo que más le gusta: las palabras y los alimentos.

Deja un comentario