Valle de valles, eso significa Arán. Un escenario de cuento, verde en verano, blanco en invierno, que ha sabido conservar su esencia: casas de piedra negra, iglesias románicas, campanarios de aguja… y la olla aranesa. ¡Si vas a Baqueira y no esquías, sigue esta ruta gastro!


El valle de Arán es uno de los más hemosos del Pirineo. Un escenario de alta montaña que cautiva. Un rosario de pueblos diminutos (Salardu, Tredos, Garos, Arties, Baguerge, Les, Bossots…) cada uno con su iglesia y su propia historia. El valle sigue el curso del río Garona que desemboca en Francia, pero el destino quiso que se vinculara con el Sur y que a lo largo de la historia tuviera una relación directa con las sucesivas casas reales de la penísula (primero la de Aragón y después las de España) que les concedieron los fueros (Era Querimonia) y privilegios de los que hoy gozan, lo que les ha permetido preservar su cultura, sus tradiciones, sus instituciones y su idioma, el aranés, vestigio vivo del Occitano. Merece la pena visitar en Arties el museo del Valle de Arán, en la iglesia de Sant Joan d'Arties, para descubrir las peculiaridades de la comarca, desde la Edad Media hasta la construcción de la estación de esquí de Baqueira Beret a principio de los años 60 del siglo pasado, que contribuyó a relanzar económicamente el valle, vinculado históricamente a la ganadería (en sus laderas están los mejores y más grandes pastos del Pirineo) y la agricultura.

 

Eth Restilhe Plaça Carrera, 2. Garós. 973 641 539

Garós es uno de los pueblos más bonitos del Valle de Arán: tejados de pizarra, casas aranesas, calles estrechas que desembocan en prados, fuentes, cafeterías, bares y tiendas en los que perderse cualquier tarde de frío. Entre sus calles, escondido, está Eth Restilhe. Una casa de comidas aranesa, encantadora y discreta – el rey Don Felipe se cuenta entre su clientela- perfecta para probar guisos araneses y embutidos caseros. La familia Sanllehy que lo regenta, desde hace 35 años, tiene restaurante, tienda y obrador donde elaboran sus embutidos caseros. Carlos Sanllehy, está llevando a cabo un interesante proyecto de recuperación de especies autóctonas del Valle: alubias, manzanas… y trabaja codo con codo con muchos productores locales en iniciativas para reactivar la agricultura de la zona.

 

Casa Irene Calle Major, 2. Arties. 973 64 43 64

Irene España fundó este restaurante hace 40 años en el precioso pueblo de Arties, corazón del Valle de Arán, y lo conviertió en un referente. Hoy lo dirigen su hijo y su nuera con idéntico mimo. Un lugar tranquilo y acogedor en el que los clientes se sienten como en casa. La carta ha ido evolucionando con los años pero siempre fiel a su estilo: alta cocina afrancesada a la que se añaden especialidades del Valle como la olla aranesa. Destacan los platos de caza en elaboraciones clásicas y otras propuestas más dispares encaminadas a satisfacer a todos. Las raciones son abundantísimas y la materia prima de calidad, los precios en consonancia. Pero si de algo puede presumir Casa Irene es de tener el mejor equipo de sala de la comarca y una gran bodega.  Para completar la experiencia, nada mejor que alojarse en el coqueto hotelito anexo.

 

Casa Perú Calle Sant Antoni, 4. 973 64 54 37

En el pueblo más alto del Valle de Arán sirven la que ellos mismos dicen que es la mejor tortilla de patatas de la zona y está considerada como una de las mejores de España. el secreto: fríen las patatas en un hogar de leña y eso les da un sabor especial. Sin embargo, una vez que te has aventurado a llegar a Bagergue, a 1.409 m de altitud, y has entrado en Casa Perú, merece la pena probar  también sus platos de caza, las carnes a la brasa y el trinchat (repollo, patata y panceta). El local es de los más auténtico de la zona, conserva el espíritu montañés, cálido e informal y en él se reúnen grupos de amigos y familias al completo, lo que hace que en temporada de esquí esté a rebosar.    

 

Dry Snow Calle San Juan, 1. Arties

Forma parte del Parador de Artíes (aunque tiene entrada independiente) y es la mejor orpción para quienes quieran probar la gastronomía aranesa en un ambiente moderno, cosmopolita e informal, y para los amantes de la coctelería: aquí se preparan los mejores dry martinis y gintoncis del Valle de Arán, los firma Javier de las Muelas, que no solo se ocupa de la parte líquida sino tambien de la comida. Una propuesta distinta -y muy apetecible- a la habitual (aunque no falta la olla aranesa, y está realmente buena) en la que destaca el steack tartar, las carnes a la brasa, las pizzas, los embutidos, etc. Tras cenar en el comedor, siempre animado, se impone pasar al salón con chimenea del bar a tomar una copa. Los que se alojen en el Parador no tendrán que salir a la calle para subir a la habitación, una ventaja más. Solo abre en temporada de esquí

 

La tarteríe Calle Deth Fort, 8. Arties. 973 64 00 96

Curiosa mezcla entre restaurante clásico leridano y salón de té. Perfecto para reponer fuerzas cuando se vuelve de las pistas de esquí, a eso de las 4.30 y  disfrutar del afternoon tea, una especie de brunch de por la tarde que celebran los británicos al más puro estilo Mujercitas. Tazas de café de anticuario, pasteles de todos los sabores y pastas de té caseras. No te pierdas la tarta linz ni los scones. Una buena selección de tés, bien conservados y mejor servidos.

 

Er Occitan Calle Major, 66. Bossòst. 973 64 73 66

Una apuesta diferente a la que ofrece el resto del Valle de Arán, que cada vez cuanta con más entusiastas. Marcos Pedarròs y Nuria Martínez hicieron una apuesta arriesgada pero certera: revisar la cocina occitana -no solo aranesa- desde la óptica contemporánea. El resultado son platos elegantes muy bien compuestos, elaborados con productos del entorno, algunos de los cuales se están recuperando gracias al interés de Marcos y otros cocineros del Valle. La oferta se estructura en dos menús que cambian según la temporada. Entre las propuestas más originales la olla aranesa deconstruida con el picadillo envuelto en una  gyoza japonesa, flotando juntoa a los garbanzos en un caldo tan transparente como sustancioso. Estupendo el torrin, sopa occitana equiparable a la de ajo pero con anguila ahumada, tomate, jamón y huevo; lo mismo que la crema de cebolla asada, a la que acompañan dumplings de panceta rellenos de sofrito de cebolla y huevo.La sutil forma de cocinar de Marcos se commpleta con los vinos, una carta de más de 100 referencias, bien seleccionados por Nuria Martínez. 

 

Escornacabres Edificio Val de Ruda, Baqueira. 973 644 081

Tiene el nombre de una de las pistas más temidas de Baqueira, pero que esto no engañe: ni da miedo, ni te vas a lastimar (el bolsillo). Con unos precios más que razonables, el Escornacabres es una opción segura para muchos esquiadores cuando bajan de pistas. Sus crepes están ricos y más aún sus hamburguesas.

 

 

 

 

Cinco Jotas Grill. Cota 1800, Baqueira. 973 63 90 01

Lista de espera de dos semanas para comer los mejores ibéricos mirando al Valle. El Cinco Jotas Grill  se ha converitdo en todo un fenómeno, el lugar en el que todos los esquiadores quieren comer ¿Cómo ignorar un delicioso plato de huevos fritos con jamón ibérico por 15 € a 1.800 m de altura? La carta es de lo más apetecible: embutidos y carnes de ibérico en tapas y platos desenfadados. Siempre lleno, el servicio desbordado intenta mantener la sonrisa y atender a los comensales que entran por oleadas, aunque a veces es misión imposible.

 

 

Queseria Tarrau Bagergue. Valle de Arán. Teléfono: 604 116 176  

Es la quesería más alta del Pirineo, y los hermanos Tarrau, Oscar y Toño han seguido los pasos de su abuela Genoveva, que fue la primera que elaboró quesos. Emplean leche cruda que llega de Francia -en el Valle a penas queda ganado- y elaboran cuatro quesos, los tradicionales del Valle, de pasta dura (no prensada), que moldean con diversas formas y curan entre 3 y 6 meses después de restregarles la corteza a mano con vinagreta, una práctica típica del Valle. Es excelente su queso azul y el que llaman blanquillo, una suerte de Brie. La última innovación un queso con pasta de caviar que hacen en colaboración con Caviar Nacarii, empresa que cría esturiones en el Valle. Sobre las cavas de maduración -que se pueden ver a través de cristaleras- una pequeña tienda en la que venden directamente al público.

 

 

Gourmet Val d'Aran Plaça Carrera, 2. Garós. 973 641 539

La tienda gourmet en la que conseguir muchos de los productos del restaurante Eth Restilhè. Los embutidos, que elaboran artesanalmente en el obrador contiguo y el resto de productos auténticamente araneses: mieles, zumos de manzana, cerveza, carnes o patés, son 100% naturales y con todo el sabor del Valle, de los productores locales con los que trabajan.

 

 

 

Carnicería Los Franceses-Aunos Carrer Clòses, 7. 973 64 12 67

Presumen de tener las mejores carnes de la zona que llegan de uno y otro lado de la frontera. Además magnificos embutidos artesanos, terrinas, patés y una estupenda selección de quesos franceses y españoles. También aves francesas de gran calidad. Es la carnicería con la que uno sueña cuando tiene que dar una fiesta: hay de todo y todo bueno.

 

 

 

Delicatessen Juantxo Carretera de Baqueira, s/n. Arties. 973 64 46 64.

Quesos, patés, embutidos, mieles, licores y demás delicias aranesas es lo que puedes encontrar en Delicatessen Juantxo. Una tienda de toda la vida con el encanto  de los ultramarinos de antaño. Sus bocadillos son famosos, no encontrarás un pic-nic mejor para subir a las pistas. Antes de volver a casa, para llena el maletero: butifarras, longanizas, terrinas, mantequilla, quesos… la familia te lo agradecerá.

 

 

Caviar Nacarii Passeg dera Libertat, 14. Vielha. 93 480 31 31

El río Garona, discurre por el Valle de Aran, en él crecen los esturiones de los que se obtiene el caviar Nacarii, nombre de la especie del esturion. En esta pequeña boutique, en el centro de Vielha, se puede adquirir el caviar en diferentes formatos y accesorios para su degustación. Ofrecen catas didácticas, maridajes con champán y visitas a la piscifactoría ecológica donde se crían los esturiones. Un pequeño capricho para disfrutar en el valle o llevarse a casa.

 

 

Parador de Arties Ctra. Baquèira Beret, s/n. Arties. 973 64 08 01

Es el lugar perfecto para desconectar y establecer el cuartel general, tanto si esquias como si no, porque está en el centro del Alto Valle. Ubicado en la Casa de Don Gaspar de Portolá, conquistador de California, su arquitectura de los siglos XIV y XV alberga estancias modernas, como el salón de la chimenea que hará que no quieras abandonar el pirineo. Está situado solamete a 7 kilómetros de las pistas de Baqueira. Entre la oferta gastronómica destacan el estupendo desayuno con embutidos y quesos locales, que también se ofrece como pic-nic para llevar y el cosmopolita  Dry Snow, con su zona de restaurnate y copas. 

    Deja un comentario





    Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

    Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

    Cerrar