Con la llegada del calor, la capital de España multiplica su oferta de locales que permiten disfrutar del copeo al aire libre.


Hay muchas terrazas en Madrid. Y no son pocas las que a primera vista resultan francamente tentadoras. Pero los que son exigentes con lo que se llevan al gaznate saben bien que no son muchas las que se precian de ofrecer una selección de vinos de primer nivel y una coctelería de altura, concebida por profesionales bien preparados para confeccionar una carta líquida atractiva y ejecutar alquimias que eleven el espíritu y apacigüen la sed, sin diezmar la frontera de la sobriedad antes de tiempo. 

Ajena a los cantos de sirena de instagramers y lounges de moda, esta lista ofrece algunas pistas para los que quieren beber bien sin mirar a quien.

Bares de vinos

1- Berria Wine Bar

Plaza de la Independencia, 6. Tel. (+34) 664 864 322

Una de las aperturas más rutilantes de esta primavera ha sido la de este suntuoso wine bar, estratégicamente situado frente a la Puerta de Alcalá, con una amplia terraza con vistas al parque del Retiro y un comedor diáfano desde el que se contemplan las tres cavas diseñadas a medida, donde reposan un millar de botellas bien escogidas. La propietaria, Gabriela Alcorta, se ha inspirado en el modelo de los grandes bares de vinos de Nueva York y Londres para dotar a Berria de todos los medios, incluido un equipo de siete sumilleres bien cualificados –comandados por Tomás Ucha, ex Mugaritz– y una cristalería enológica de primer nivel (de las marcas Zalto y Riedel), adecuada para la selección de 50 vinos por copas, en una amplia gama: desde 5 euros (Manzanilla Valdespino Deliciosa) hasta 90 euros (Château d’Yquem 1997). Para comer, platos sencillos elaborados con excelente producto.

Berria Wine Bar

2- Coalla Madrid

Serrano, 203. Tel.: +34 911 08 31 44

La super-tienda gourmet asturiana, que abrió sus puertas en Gijón en 1955 y llegó a Madrid en la era post-confinamiento (septiembre del 2020), es un emporio para sibaritas: además de contar con magnífica selección de quesos, conservas, mantequillas, jamones y demás delicatessen, dispone en la planta superior de una cava bien surtida con miles de botellas, entre las que se cuentan etiquetas del todo el mundo, donde no faltan rarezas vinícolas y grandes destilados.

Las mesas y taburetes invitan a darse el festín in situ o –si el aforo y el tiempo lo permiten– en la pequeña terraza urbana que la propiedad a dispuesto para ello. No se puede pedir más.

Coalla Madrid

3- Sagrario Tradición

Plaza de Valparaíso, 3. Tel.: (+34) 91 457 91 39

Tras la salida del carismático viticultor y cocinero Nicolás Marcos, la singular casa de comidas que, desde su apertura –en plena pandemia, a finales del 2020– apostó por los vinos naturales, los pequeños productores y las rarezas enológicas, además de la recuperación de la culinaria de raíz ancestral, inicia una nueva etapa. Sin abandonar los fundamentos de su propuesta, la propiedad ha dado alas a un joven equipo, para que consolide la trayectoria de un local que ha generado grandes expectativas entre los gourmets del foro.

El nuevo chef es Víctor Prada, procedente de Kuoko 360, al igual Pedro Escribano (responsable de la barra), mientras que Laura Mulet, encargada de bodega y sala, llega desde el mexicano Tepic. Otro de los grandes alicientes para regresar a Sagrario Tradición es la inminente inauguración de su nueva terraza, acondicionada para el frío, el calor y la lluvia. ¡Para contemplar la próxima Filomena disfrutando de vinos naturales!

Sagrario Tradición

4- La Caníbal 

Argumosa, 28. Tel.: (+34) 915 396 057

A medio camino entre wine bar y cervecería alternativa, La Caníbal es uno de los focos de la revolución de los vinos naturales que ha explotado en el barrio de Lavapiés.

Desde las mesas de su terraza –que comparte con la taberna gallega O Pazo de Lugo, de la misma propiedad familiar, que también le surte de deliciosos platillos– se percibe el latido de la calle Argumosa, la playa de este fascinante barrio multiétnico. Para beber, vinos de pequeños productores –algunos de ellos servidos desde el grifo, seleccionados con muy buen criterio por los encargados del local, aunque la oferta embotellada tampoco decepciona– y, en el capítulo sólido, una deliciosa empanada de zamburiñas y un excelente pulpo a feira, sin prescindir de la selección de quesos artesanos que aporta el proveedor Martín Afinador.

La Caníbal

5- Lavinia

Ortega y Gasset, 16. Tel.: (+34) 91 426 05 99

En el verano de 2019, la gran enoteca de la milla de oro de Madrid celebró su vigésimo aniversario sumando a su relumbrante oferta –4.500 referencias de vinos de todo el mundo, etiquetas de leyenda, pequeños productores seleccionados por un equipo de expertos conocedores buscadores de joyas vinícolas, etc.– una coqueta terraza emplazada en la señorial calle Ortega y Gasset.

Acondicionada para funcionar durante todo el año, tiene un aforo máximo de ocho mesas, y está acotada por una estructura de color rojo vino. Un espacio relativamente íntimo, ideal para disfrutar de una oferta de 40 vinos por copas, que van rotando dinámicamente cada mes. Otra opción es escoger cualquier botella a la venta en la tienda, siguiendo los consejos del equipo de sumilleres. La propuesta gastronómica incluye una carta de tapas, que se ofrece de manera ininterrumpida (de 13 a 22 hs de lunes a viernes y hasta las 19 hs los domingos y festivos) y la misma carta del restaurante Lavinia, con los platos sabrosos de raíz mediterránea del chef Toni García, en los horarios habituales de comidas y cenas.

Lavinia

 

Coctelerías

6- Inclán Brutal Bar  

Álvarez Gato, 4. Tel.: (+34) 910 23 80 38

En el céntrico callejón de Álvarez Gato, atestado de baretos y tabernas de poca monta, la excepción es este garito poliédrico y un punto surrealista que sorprende desde varias perspectivas. Empezando por el nombre, que rinde honor a Ramón de Valle Inclán, el escritor que situó en esta calle el escenario de su obra Luces de Bohemia.

Aunque más brutal es su estética, rompedora: lo primero que uno se encuentra es una enorme barra, plagada de bartenders agitando shakers y pergeñando cócteles que sirven en estrambóticos recipientes diseñados por José Piñero: cabezas de mono, pandas rechonchos y pulpos retorcidos que albergan alquimias de brillante equilibrio con nombres apabullantes: Me quito el cráneo, Brutal Kraken… Luego sigue el espacio Brutal Red y un suntuoso comedor-librería, rematado por un acogedor patio interior. Si la coctelería –que se puede disfrutar tanto en cualquiera de estas estancias como en las mesitas con taburete dispuestas en la calle (angosta y peatonal)– es una de las especialidades de la casa (de hecho, Inclán Brutal Bar tiene una agenda en la que programa visitas de bartenders estelares), la cocina no le va a la saga: el joven chef Joaquín Serrano también acierta dando a la propuesta gastronómica un punto original y de calidad, con platos con chispa, como las zamburiñas a la brasa con kimchi o el bao de pato, con presentaciones efectistas a precios comedidos.

El equipo de Inclán Brutal Bar

7- The Dash

Murillo, 5. Tel.: (+34) 910 85 09 67

Los forofos de la coctelería clásica deben saber que entre la concurrida oferta bebestible que abarrota la chamberilera Plaza de Olavide, existe un establecimiento que se consagra al arte de las buenas mezclas, desde una perspectiva tradicional. Y que, además, cuenta con una confortable terraza.

Rubén de Gracia, mentor de The Dash, se reconoce como un apasionado de la coctelería clásica y presenta su local como un lugar donde “lo realmente importante es el destilado con el que se trabaja y el resto de ingredientes no enmascaran en exceso el destilado principal que, para nosotros, es el alma de cada cóctel”. Con ello, no hace falta añadir más para saber que se trata de la terraza perfecta para disfrutar de un Gibson, un Julep Italiano o un Old Tom Martínez.

The Dash

8- Viva Madrid

Manuel Fernández y González, 7. Tel.: (+34) 91 605 97 74

Si Salmon Guru representó para el argentino Diego Cabrera la oportunidad de revolucionar los conceptos de la coctelería en Madrid, situándose en el prestigioso ranking de The World’s 50 Best Bars, la ocasión de ponerse al frente de Viva Madrid, establecimiento emblemático de la ciudad –inaugurado en 1856– fue inesperada y exigió otra estrategia.

Así fue como, en 2018, Cabrera y sus socios insuflaron nueva vida a la antigua tasca, reformulándola como “taberna inusual”, respetando su viejo lustre pero dandole nuevas pinceladas y ampliando la oferta y horarios. Sorteando las dificultades de la pandemia, hoy se puede disfrutar de Viva Madrid a todas horas: café por las mañanas, vermut y media-combinación a la hora del aperitivo y deliciosos cócteles creativos por la noches. También dispone de una pequeña terraza para consumir lo que pida el cuerpo, palpando el latido de las calles más taberneras del centro de la villa.

Ricardo García y Diego Cabrera en la terraza de Viva Madrid

9- El Jardín de Diana  

Hyatt Centric Gran Via Madrid. Gran Vía, 31. Tel.: (+34) 91 837 1234

Entre todos los nuevos hoteles –o renovados– que en los últimos años han coronado sus propuestas de restauración con un rooftop, un privilegiado bar en la azotea, entre cúpulas y miradores finiseculares, el céntrico Hyatt fue el que apostó más claramente por la coctelería en las alturas de su Jardín de Diana.

Tras un largo paréntesis de cierre obligado por las circunstancias de la pandemia, el secreto oasis del hotel, ubicado en la décima planta del edificio, vuelve a abrir sus puertas con una oferta renovada, que incluye una carta líquida con 17 alternativas para los sedientos clientes. Entre las propuestas hay combinaciones clásicas, como Negroni o New York Sour, y variados cócteles de autor (excelentes el Gimlet Mule y el sorprendente Dirty Beer, que combina cerveza tostada con ginebra y sirope de jengibre), además de un apartado especial de variedades de mojitos y opciones para los que no quieren beber alcohol. En el capítulo gastronómico, hay deliciosos bocados para compartir entre las novedades que aporta la breve carta del hotel, que se pueden disfrutar tanto en la sensacional terraza o en el comedor acristalado de Hielo y Carbón, el restaurante de la primera planta, con impagables vistas de la Gran Vía. Imprescindibles los tacos de asado de tira con chipotle, piña y cebolla roja y la costilla de vaca vieja a la brasa con patata ratte, cebollitas e hinojo.

El Jardín de Diana

10- Picalagartos

Gran Vía, 21. Tel.: (+34) 915 30 17 61

El Sky Bar que gestiona Azotea Grupo en la octava planta del hotel NH Collection Gran Vía cuenta, además de fantásticas vistas panorámicas del centro de la ciudad, con una coctelería muy bien ejecutada, a cargo de un equipo de profesionales dirigido por Luca Anastasio.

La propuesta mixológica de Picalagartos es amplia y busca seducir y sorprender, con combinaciones contrastadas y juegos exóticos: hay clásicos “revolucionados”, exuberante coctelería de autor, gin&tonis granizados, mojitos de nuevo concepto y mezclas sin alcohol elaboradas con ingredientes naturales que rehuyen de lo más manido. Buenas copas en un escenario irrepetible.

Picalagartos

 

Apréndelo todo sobre los vinos del mundo

en este curso online con Federico Oldenburg 

Federico Oldenburg

Federico Oldenburg

Periodista especializado en vinos y destilados, colaborador de numerosos medios internacionales y jurado de los más prestigiosos certámenes vinícolas.

Deja un comentario