Sin humos, sin ruidos, en las alturas o rodeadas de vegetación. Recorremos Madrid buscando las mejores terrazas. No nos valen las aceras, elegimos jardines y azoteas para cenar al fresco en el corazón de la ciudad, porque el calor ya está aquí.


La fiebre terracera invade la ciudad. Cuando llega el calor todo el mundo se echa a la calle. Florecen las terrazas de Madrid. Las aceras más pequeñas se llenan de sillas, mesas y sombrillas.

Nunca le he encontrado el punto a comer en una esquina cualquiera acosada por los coches, respirando humo  y con el ruido de los motores martilleando en mi cerebro. Mi idea de comer plácidamente nada tiene que ver con eso. Cuando quiero cenar al fresco -expresión que también tiene mucho éxito entre los ingleses- busco jardines o azoteas. Un entorno apacible que me permita disfrutar de la cocina y la compañía.

En Madrid se han abierto muchas terrazas, pero pocas son las que conjugan los dos elementos esenciales: buena cocina y espacio cuidado. Las bonitas se prestan al postureo y olvidan lo esencial: la cocina. Por eso muchas acaban dedicándose a las copas (estas tendrán su propia lista en las próximas semanas). Algunas de las que ofrecen mejor comida flaquean en instalaciones. Elaborar este listado no ha sido fácil, y como siempre será parcial e incompleto. Está escrito por orden alfabético.

 

1.- La Ancha

Príncipe de Vergara, 204. Teléfono: 915 63 89 77. Precio medio: 45 euros.

Para disfrutarla en verano y en invierno, esta terraza acristalada junto al Parque de Berlín es una de las favoritas de los madrileños del barrio de Chamartín. En la mesa platos de siempre, muchos de ellos famosos como el escalope Armando y las tortillas guisadas. En verano cazón en adobo y bonito.

Para ir con: familia y compañeros del trabajo.
No te pierdas: los pescados fritos.
Un plus: que está abierta todo el año.

 

La terraza de La Ancha se disfruta todo el año

La terraza de La Ancha se disfruta todo el año

2.- Arzábal Museo Reina Sofía

Santa Isabel, 52. Teléfono: 915 28 68 28. Precio medio: 50 euros.

Un oásis a la sombra del Museo Reina Sofía. Una burbuja verde en el caos de Atocha, donde incluso cuando el calor aprieta de veras se puede respirar. Cocina tradicional y parrilla. Una oferta sencilla con raciones para compartir y una atractiva selección de conservas, embutidos, quesos, ahumados y salazones. En temporada buenas verduras. Los platos principales se componen de pescados y carnes a la brasa. Todo con la firma personal de Álvaro Castellanos e Iván Morales. Estupenda carta de champanes, algunos por copas.

Para ir con: pareja y amigos.
No te pierdas: los atardeceres desde el restaurante.
Un plus: con una parte cubierta y otra al aire libre.

Arzábal Museo Reina Sofía

3.- Ático by Ramón Freixa

Marqués de Valdeiglesias, 1. Teléfono: 915 32 94 96. Precio medio: 60 euros.

En la zona más elegante de Gran Vía, ocupa la sexta planta del hotel The Principal Madrid. Está dividido en dos espacios: un restaurante british-neoyorquino, en donde sentarse a comer o cenar, y una terraza en parte acristalada con vistas al Círculo de Bellas Artes y al edificio Metrópolis, para disfrutar de la sobremesa y las copas, también de algún picoteo ligero. Es perfecto para ir a cenar en pareja porque el ambiente es exclusivo y tiene un punto romántico. Freixa ofrece una carta casual y un menú degustación con la sofisticación justa. Platos sabrosos y entendibles con muchos guiños a la cocina popular.  El mixing está a cargo de Manel Vehí, ganador del premio Internacional Medinspiration de Gin Mare. Con ellas trata de llevar a los clientes a dar la vuelta al mundo a través de ingredientes como chiles jalapeños, plancton o flores.

Para ir con: tu pareja.
No te pierdas: el canelón y el arroz socarrat con sepia.
Un plus: los excelentes cócteles.

 

Ático by Ramón Freixa

 

4.- El Bund

Calle de Arturo Baldasano, 22. Teléfono: 911 15 18 13 Precio medio: 35 euros.

Si el cuerpo pide oriental, esta es la terraza más apetecible. En Arturo Soria, alejada de los calores del centro, en una zona donde siempre corre aire, colorista y desenfadada. No es que su dim sum sea para morir, pero dentro de la exigua oferta de restaurantes chinos de calidad, El Bund mantiene el tipo. Cocina de Shanghai, de donde toma el nombre (Bund es el paseo a la orilla del río jalonado de casas art decó, recuerdo de la época dorada que la ciudad vivió en los años 1920). Se puede probar los famosos Xiao Long Bao, dumpling típicos de la ciudad rellenos de caldo, que en la carta aparecen como Dimsum Shanghai, también está logrado el pescado al vapor y la ternera a las cinco especias.

Para ir con: familia y amigos
No te pierdas: las especialidades regionales chinas.
Un plus: se puede comer al mediodía.

 

Terraza inspirada en los jardines de Suzhou

 

5.- La Cocina de San Antón

Augusto Figueroa, 24. Mercado de San Antón. Teléfono.: 913 30 02 94. Precio medio: 40 euros.

Cocina de producto en la azotea de un mercado de Chueca: la propuesta no puede ser más atractiva. Cocina tradicional española con algunos guiños internacionales y el cerdo ibérico por bandera, en este local propiedad de 5 Jotas y Bodegas Osborne. Sobra decir que sus productos, sólidos y líquidos, salpican toda la carta, desde el picoteo con jamón hasta los cócteles. Es el lugar perfecto para comer un menú de medio día con los compis de la oficina, o un picoteo por la tarde si has salido de compras con las amigas. Los fines de semana también familias y niños.

Para ir con: con amigos.
No te pierdas: el brunch de los domingos.
Un plus: cocina ininterrumpida  desde las 12.30h hasta las 24.00h.

 

Terraza de la Cocina de San Antón, en el mercado del mismo nombre

Terraza de la Cocina de San Antón, en el mercado del mismo nombre

6.- Carbón negro

Calle de Juan Bravo, 37.  Teléfono:  910 88 58 60. Precio medio: 55 euros.

La parrilla con más tirón del barrio de salamanca cuando llega el buen tiempo presume de terraza. Entre plantas y bajo sombrillas las mesas se llenan de pescados y carnes a la brasa. También de verduras y sopas frías. El cocinero Gonzalo Armas, que se ganó los galones manejando el fuego en El Filandón, selecciona con esmero la materia prima que se ofrece en el restaurante, donde hacen gala de su red de proveedores. Bullicioso y animado en este restaurante -y en su terraza- será difícil no encontrarse con rostro conocidos.

Para ir con: amigos, compañeros del trabajo, familia.
No te pierdas: el arroz con leche.
Un plus: los cócteles de aperitivo.

Carbón Negro

.

7.- Dos Cielos

Cuesta de Santo Domingo, 5. Teléfono: 915 41 67 00 Precio medio: 70  euros.

Cenar en un palacio en el centro de Madrid es un privilegio, más si la comida lleva la firma de los populares hermanos Torres. La apuesta de Meliá por la gastronomía es clara en el hotel Palacio de los Duques. El elegante jardín de estilo español es perfecto por la noche, pero también al medio día cuando las temperaturas aún son suaves. En la carta platos que apelan a la memoria y siguen el ritmo de las estaciones. Cocina vistosa y sin complicaciones que gusta a todo el mundo. Perfecto para ir con amigos extranjeros de visita en Madrid.

Para ir con: tu pareja, amigos o invitar a los jefes.
No te pierdas: los garbanzos con callos de bacalao.
Un plus: la buena música que invita al relax.

 

El jardín del palacio de los Marqueses

 

8.- Los Galayos

Botoneras, 5. Teléfono: 913 66 30 28. Precio medio: 40 euros.

Puede que sea de turistas, pero comer o cenar en la Plaza Mayor, disfrutando del entorno es un pequeño lujo. Sobre todo poque no hay muchos lugares en los que se coma bien. Los Galayos es una excepción.  Una taberna centenaria a la que siguen yendo alugnos madrileños y muchos turistas nacionales. Cocina castiza en el corazón del Madrid de los Austrias: torreznos ibéricos, ensaladilla rusa, cochinillo asado. Además de la terraza principal hay otra acristalada en la calle Botoneras. Durante el verano, ofrecen el menú Esencia, centrado en el producto de proximidad y de temporada.

Para ir con: amigos extranjeros de visita en Madrid.
No te pierdas: las tapas de su barra.
Un plus: la inigualable ubicación.

 

Los Galayos

 

9.- El Jardín de Orfila

Calle de Orfila, 6. Teléfono:  917 02 77 70. Precio medio: 80 euros.

Es una de las terrazas más coquetas de madrid. Tranquila, reservada, perfecta para una cita romántica con un gourmet. El cocinero madrileño Mario Sandoval asesora la cocina. Platos elaborados con un toque de sofisticación que dan la vuelta al mundo para ofrecer un poco de aquí y un poco de allá: carabinero con el jugo de sus cabezas, salsa de pimienta y mayonesa de shiracha; ravioli de rabo de toro con tataki de cebón gallego, hierbabuena y salsa de manitas; lubina salvaje con guiso de tomate, mole rojo y fruta de la pasión… Al medio día ofrecen un interesante menú ejecutivo (40€). Muy buen servicio, como corresponde a un miembro de Relais&Chateaux.

Para ir con: pareja.
No te pierdas: el brunch del domingo 58€.
Un plus: el silencio.

 

Un jardín esconde la terraza de Orfila

10.- Jardín Cervezas Alhambra

Princesa, 66. Precio medio: 30 euros.

Cocina del sur, firmada por Surtopía, armonizada con cerveza. La gastronomía, la música, el arte y la cultura se encuentran en esta terraza efímera que ocupa un patio de manzana y que estará abierta sólo hasta el 30 de junio. Además de experiencias gastronómicas con cocineros invitados, ofrecen menús maridados y los sábados catas guiadas por “beer sommeliers” y talleres de tiraje para aprender a tirar la caña perfecta.

Para ir con: amigos.
No te pierdas: los conciertos y las sesiones de cine al aire libre para completar.
Un plus: los maridajes de cerveza y tapas sureñas.

 

Jardín Cervezas Alhambra

 

11.- La Terraza de Florida Retiro

Paseo república de Panamá, 1. Teléfono: 918 27 52 75. Precio medio: 30 euros.

Entre las copas de los árboles del Parque del Retiro se encuentra La Terraza. Un particular oasis ubicado sobre El Pabellón, la icónica cúpula del rey Fernando VII, desde el que disfrutar de los atardeceres en el centro de Madrid, pues esta azotea solo abre por las tardes, de miércoles a domingo. La propuesta gastronómica la ha desarrollado Iván Cerdeño a base de pequeños bocados en platos para compartir. Las croquetas de cecina de buey, los buñuelos de queso manchego, la torta suflada de pescadito frito o la ensaladilla ahumada son alguno de los platos que se mezclan con las ostras y los diferentes cortes de sushi y sashimi.

Para ir con: amigos, familia o pareja.
No te pierdas: la cocina de Iván Cerdeño.
Un plus: la carta líquida del coctelero Óscar Molina acompañada de los DJ set al anochecer.

 

La Terraza de Florida Retiro

 

12.- Las Raíces del Wellington

Velázquez, 8. Teléfono: 915 75 44 00. Precio medio: 40 euros.

El restaurante Las Raíces, del Hotel Wellington, únicamente abre de primavera a otoño y basa su carta en las verduras de temporada. En su azotea se encuentra su propio huerto ecológico donde cultivan todos sus productos. Cardo rojo, borraja, guisante lágrima… Así hasta llegar a un total de 35 variedades de plantas ecológicas que se pueden probar en su menú degustación o a la carta servido en su terraza.

Para ir con: tu pareja.
No te pierdas: la posibilidad de hacer una masterclass con el cocinero Javier Librero.
Un plus: la carta de cócteles se la sobremesa.

 

Las Raíces del Wellington

13.- Sacha

Juan Hurtado de Mendoza, 11. Teléfono: 91 345 59 52. Precio medio: 60 euros.

La terraza favorita de los gastrónomos y cocineros madrileños. Sacha es un icono de la gran cocina. De esa cocina sencilla, sabrosa y verdadera que a todos nos gusta. Aquí se comen los platos de siempre desde una perspectiva contemporánea. En verano el comedor no se usa y deja paso a la terraza ajardinada que invita a largar la sobremesa, sobre todo por las noches. Al medio día solo funciona cuando el tiempo lo permite y uno no se achicharra como suele suceder en Madrid.  Berberechos al vapor, tortilla vaga, carabineros, mejillones, navajas, escabeche de vaca, raya… Lo mejor es ponerse en manos de Sacha, el patrón, y disfrutar a placer.

Para ir con: cualquiera.
No te pierdas: sus ostras fritas y escabechadas.
Un plus: te sentirás como en casa.

 

Terraza de Sacha al anochecer

14.- Urrechu Velázquez

Calle de Velázquez, 150. Tel.: 911 21 14 44 Precio medio: 60 euros.

En el que fuera uno de los jardines más bonitos del Madrid de los 90, el del restaurante Nodo, se encuentra ahora Urrechu. Ampliaron la terraza con una parte que se usa también en invierno, pero sigue manteniendo el encanto de un jardín privado donde hay poco ruido y se puede charlar al fresco. Cocina de mercado en raciones generosas que se pueden compartir. Sabores tradicionales con algún toque original: salmorejo de mango (que está bueno), ensaladilla rusa, un buen steak tartar, rollitos de cigalas con vinagreta de soja, bacalao al pil-pil…

Para ir con: amigos y compañeros del trabajo.
No te pierdas: la carne de raza charra de Salamanca.
Un plus: escuchar las fuentes.

 

Terraza Urrechu

 

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar