El consumo moderado de zumo de fruta como complemento a la ingesta de fruta fresca entera o troceada es aconsejable debido a los nutrientes y fitocomponentes que aporta


¿Qué es mejor tomar fruta o beber zumos? Los informes parecen no ponerse de acuerdo. Tal vez se trate de mezclar con sabiduría y equilibrio: hoy zumo de naranja, mañana naranja en gajos. Algunos sectores de la sociedad opinan que el clásico zumo de naranja del desayuno no es tan bueno como pensábamos. Otros, por el contrario sostienen que el zumo de naranja -y en general los zumos de frutas y verduras- aportan vitaminas y nutrientes que son un buen complemento de la dieta, siempre  y cuando esta sea equilibrada. Lo que no podemos hacer es vivir sólo de zumos.

 

Consumo, propiedades nutricionales y estudios científicos

Las propiedades nutricionales de los zumos han dado lugar a no poca controversia, ya que hay muchos especialistas en nutrición que consideran que es mejor consumir fruta entera en lugar de zumo. Es numerosos estudios científicos publicados los expertos consideran que el zumo es un complemento perfecto. Consumir zumo 100% de fruta (no sirven los concentrados, néctares, etc)  de manera moderada además de 3 o más piezas de fruta fresca diaria ayuda positivamente a nuestro organismo.

Los zumos aportan, independientemente del agua, que contribuye a una adecuada hidratación, minerales, vitaminas y una gran de variedad de componentes bioactivos, y especialmente de flavonoides como la hesperidina y la narirutina. El consumo diario de zumo de fruta reduce la inflamación3, mejora el estado antioxidante4, ayuda a controlar la glucosa5 y no promueve el aumento la grasa corporal.El zumo no tiene calorías vacías: sus azúcares naturales solo suponen el 9 por ciento de su contenido nutricional y son los que aportan casi todas las calorías que contiene un vaso.

Junto a la vitamina C, el zumo de naranja contiene 20 gramos de micronutrientes. Uno de ellos es el folato. Este nutriente contribuye al crecimiento del tejido materno durante el embarazo y ayuda a la función normal del sistema inmunológico. Además, el folato también ayuda a reducir el cansancio y la fatiga. Por otra parte, el potasio que contiene el zumo de naranja contribuye al funcionamiento normal de los músculos y ayuda a mantener una presión arterial normal.

Ni engorda, ni provoca caries

Tanto el zumo hecho en casa con fruta fresca como el envasado contienen una buena cantidad de los nutrientes presentes en la fruta. Además, la legislación actual vigente no autoriza la adición de azúcares y aditivos al zumo de fruta envasado.2 Javier Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS) explica que “lo que le llega al consumidor es exclusivamente el contenido nutricional de la fruta exprimida. Legalmente al zumo de fruta no se le pueden añadir azúcares”. En el caso de que se le añadiesen, así como vitamina C adicional (algo que también está prohibido por regulación), debería indicarse en el etiquetado, y no podrá figurar como “zumo de naranja natural”.

Tampoco provoca caries, siempre y cuando se realice una correcta higiene bucal. Las naranjas y el zumo de naranja tienen un pH de 3,8, las investigaciones demuestran que no hay diferencia entre los azúcares de la fruta y de zumo y su acción sobre el esmalte de los dientes.

Un sector clave de la economía

El sector de las frutas y hortalizas en España representó en 2017 el 29% de la Producción Final Agraria y hasta un 47% de la Producción Vegetal, siendo uno de los ámbitos más potentes y dinámicos. El valor de la producción del sector de frutas y hortalizas superó en 2017 los 14.000 millones de euros, un 3% más que en 2016 y un 14% más que la media de las últimas 5 campañas (2012-2016).1

Aproximadamente el 20% de la producción de frutas y hortalizas se destina a la transformación, el mismo porcentaje que para la de cítricos, lo cual nos genera una oportunidad única para consumir esta fruta directamente o a través de zumo. La producción primaria vegetal se consume de cuatro maneras: en fresco; elaborada en forma de zumos; conservas o ultracongelados.

 

 

Referencias:

1. Informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

2. Real Decreto 781/2013

3. Cesar TB et al. (2010) Nutr Res 30: 689–94

4. Foroudi S et al. (2014) J Med Food 17: 612–7

5. Ribeiro C et al. (2017) Nutrition 38: 13-9

6. Auerbach BJ et al. (2017) Pediatrics 139: pii e20162454 & Scientific Advisory Committee on Nutrition (2015) Carbohydrates and Health. London: SACN/PHE

5 Comments

  1. Andres el 7 noviembre, 2020 a las 14:48

    En mí caso no conosco lo q es una gripe o por lo menos no me doy cuenta.

  2. Terra Fresca el 16 octubre, 2020 a las 13:22

    Es verdad que hay mucho mito detrás de los zumos de frutas, y especialmente del zumo de naranja. La realidad es que no son malos para nada y como bien se comenta en el artículo ni provoca caries ni engorda. Aún así, si es posible, es mucho mejor comprar fruta fresca y preparar tú mismo el zumo exprimiendo las naranjas en casa para asegurarte de que es natural y para que esté recién exprimido.

  3. Jesus Delgado Meza el 22 julio, 2020 a las 12:08

    Quise decir sin contaminantes

  4. Jesus Delgado Meza el 22 julio, 2020 a las 12:06

    Clao que es muchisimo y mas exelente el consumo de frutas en su estado natural, por que es la forma que se aprovecha el 100% de su valor nutricional y son contaminantes.

    • Andres el 7 noviembre, 2020 a las 14:46

      Yo estoy en zona de producción y consumo mucho cítricos y sin ser médico ni científico aseguraría que aporta muuuchicimos beneficios uno es al sistema inmune.

Deja un comentario