Esta es un selección de las novedades más apetecibles de la ciudad condal. Eso que los anglosajones identifican como “hot restaurants”, es decir nuevo y con potencial. Un puñado de restaurantes que ya están dando de qué hablar.


Este es un resumen de los restaurantes nuevos de Barcelona a los que hay que prestar atención. Contrariamente a lo que muchos piensan, palabra “hot” en inglés tiene un significado bastante más allá de “caliente” o “picante”. Hace referencia también a aquello que ha sido recientemente creado, algo nuevo, potencialmente interesante. Algo a lo que merece la pena seguir la pista.

En Barcelona ya existen centenares de restaurantes (estrellados, soleados y sin astros de ningún tipo) de un altísimo nivel. No obstante cada semana, nuevos restaurantes abren con el objetivo de hacerse un hueco en una de las ciudades con más nivel gastronómico del país.

No se puede hablar de los mejores restaurantes porque resulta imposible conocerlos todos,  pero sí podemos recomendarte algunos de los más “hot” – entendidos como aquellos que han abierto en los últimos 12 meses -, que no te puedes perder en tu próxima visita a la ciudad.

El Sideral & El Cinco

Plaza Joan Llongueras,5. Tel.: 938 58 08 13. Precio medio: 20€.

Adaptándose a las demandas de la clientela, el Cinco se ha reinventado apenas un año después de haber abierto. Ahora se ha convertido en dos conceptos diferentes y complementarios, el Bar Sideral, con un ambiente casual en el que se sirven platillos pensados para compartir a  un ticket medio de 20 euros; y el Cinco, el concepto inicial con el que abrieron el año pasado con un nivel algo más elevado en técnica e ingredientes, y que ahora trasladan al local situado bajo el Sideral.

Ambos restaurantes, con dos niveles y conceptos diferentes comparten las raíces del chef Josep Armenteros, que tras trabajar durante años con Carles Gaig, se decanta por un tipo de cocina más de tradición catalana y española y que demuestra una especial maestría en el terreno dulce (importante dejar espacio para el postre). ¡Ojo! No hacer planes para después de la cena en el Cinco, el propio restaurante se convierte en un club nocturno que no te puedes perder (el antiguo Don Chufo para los nostálgicos).

Restaurante A pluma

Calle Santaló, 39. Tel.: 934 99 88 64Precio medio: 15€.

Dicen que más vale pájaro en mano que ciento volando. Eso mismo debió de pensar Eugeni De Diego, quien fuera segundo jefe de cocina de elbulli restaurante, y director gastronómico en el Café de La Pedrera en los últimos años.

El paso de la alta cocina al pollo a l’Ast es más pequeño de lo que pudiera parecer. El mismo Ferran Adrià siempre ha sido un acérrimo defensor de los ingredientes y platos más sencillos (la sardina, el huevo frito, el pan con tomate..) y eso es algo que ha inculcado a todos sus discípulos.

De Diego ha abierto su A Pluma con el objetivo de demostrar que los pollos también pueden ser “gourmet”: allí los cocinan con un horno de brasa Josper diseñado especialmente para asados y solo sirven pollos con denominación de origen (de la raza groc català – amarillo catalán).  Por si eso fuera poco, también sirven canelones, tiras de pollo frito (eso sí, con salsa kimchi porque el que tuvo retuvo)  y croquetas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Back to basics… que bueno regresar los martes y saber que @a_pluma te está esperando…. #chickenlovers🍗 #santgervasi #apluma

Una publicación compartida de A Pluma (@a_pluma) el

Restaurante Fismuler

Hotel Rec, C/ Rec Comtal, 17.  Tel.:  935 14 00 50 Precio medio: 50€.

La sucursal barcelonesa del fenómeno Fismuler en Madrid es sin duda uno de los restaurantes “hot” del momento. ¿Que cuál es el secreto de su éxito?

Pues para empezar, un menú en el que se compaginan recetas sencillas y elaboradas, una base clásica pero un acabado moderno, y todo ello haciendo hincapié en la calidad del producto.

El trío de chefs a la cabeza de Fismuler ya compartieron cocina hace 15 años en elbulli restaurante. De ahí la tendencia más vanguardista de algunas de sus propuestas como el carpaccio de dorada con almendra y las navajas con kimchi y kale crujiente.

Para aquellos a los que solo salir a cenar les sabe a poco, los jueves, viernes y sábados ofrecen además música en directo a los que quieran alargar el postre. Uno de los restaurantes nuevos de Barcelona a los que seguir la pista.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Navajas, ajada gallega, kale.

Una publicación compartida de fismuler (@fismuler) el

Restaurnate Al Kostat

Ronda de Sant Antoni, 41. Tel:  932076115. Precio medio: 30€.

Situado en un local contiguo a la fábrica de Moritz y compartiendo espacio  y dirección gastronómica con el estrellado Alkimia, Al Kostat es uno de esos secretos de Barcelona que merece la pena compartir. Al Kostat (que significa “al lado” en catalán), podría considerarse como el patio del recreo del chef Jordi Vilà. Allí, Vilà ha diseñado una oferta gastronómica que combina platos tradicionales, como los macarrones de “rostit” gratinados o la tortilla de cebolla caramelizada; y otros más elaborados con toques modernos y de producto de alto nivel, por ejemplo el arroz de ñoras y azafrán con gambas y cigalas. Y todo ellos a precios más asequibles que el vecino Alkimia.

Toda la carta lleva el sello de garantía de Jordi Vilà: maestría y humildad, una combinación que no siempre encaja en todos los restaurantes y que es digna de admirar (¡y probar!).

Restaurante Xavier Pellicer

Provença, 310. Tel.:935 25 90 02. Precio medio: 40-90€.

Más allá de la fiebre verde que se ha adueñado del planeta, Xavier Pellicer es un cocinero realmente enamorado del mundo vegetal. Tras haber dirigido los fogones del Abac, del Can Fabes -como jefe de cocina- y  más recientemente del Celerí, asegura que, por primera vez en su carrera, se siente como en casa.

Para Pellicer la energía del payés, que ha cultivado un producto con cariño, puede transmitirse a través de sus productos al cocinero, que a su vez la retransmite al comensal. Comer en su restaurante puede convertirse en toda una experiencia mística: es mucho más que comer para saciar el hambre, e incluso más que tratar de  comer alimentos saludables como un ejercicio de responsabilidad.

Con un acusado énfasis en lo ecológico y lo biodinámico, Pellicer se suma al flexitarianismo con una propuesta que puede ser, o no, 100 % vegetal.  En su homónimo restaurante, Xavier Pellicer ha recuperado algunos de los platos vegetales que marcaron su éxito cuando dirigía el Celerí (hoy cerrado), como por ejemplo el gazpacho de remolacha, tomate y cerezas o el hummus de lentejas rojas.  También hay sitio para las innovaciones, pero siempre siguiendo dos máximas: simplicidad y máximo respeto por la naturalidad del producto.

El local ofrece dos espacios diferentes, uno informal (40€) y otro más sofisticado con una carta diferente (90€).

Restaurante Slow & low

Carrer del Comte Borrell, 119. Tel.: 936254512. Precio medio: 40€.

Como en todas la ciudades de buen comer, allá donde hay un gran mercado es fácil encontrar restaurantes por encima de la media. Y éste es uno de ellos. Situado en el barrio de Sant Antoni, muy cerca del recién re-inaugurado mercado de Sant Antoni en Barcelona, Slow & Low define su cocina como de autor, ecléctica, viajera y de producto. Vamos que al menos merece la pena probarla.

Tras haber pasado años viajando y conociendo nuevos ingredientes y técnicas, su joven chef Francesc Beltri se lanza a la aventura en Barcelona con una oferta de tres menús (el semanal, el Slow, y el Slow & Low) en los que se pueden degustar recetas tradicionales catalanas como el cap i pota, e ingredientes exóticos como el GochuJang coreano o el sweet chilli tailandés. Fusión en estado puro.

Restaurante A

Hotel Neri, Plaza Sant Felip Neri, 3. Tel.: 933 04 06 55. Precio medio: 60€

Cuando pareciera que la mayoría de nuevos restaurantes abrazan una filosofía más moderna, en éste se apuesta por una vuelta a raíces más tradicionales.

El chef Alain Guiard está al frente de este nuevo local emplazado en uno de los palacios medievales mejor conservados de Barcelona, el Hotel Neri.

La oferta del restaurante está pensada para compartirla en el centro de la mesa en formato ración, platillo y ⅔ (o medio platillo), y  hacer vivir una experiencia de pura cocina barcelonesa – repleta de influencias mediterráneas-, a los comensales. No te pierdas el pollo al estilo moruno con hummus a la cúrcuma, baba ganoush menta y lima, el carpaccio de gamba con lima limón y estragón o el ravioli de parmentier de boletus con tartufata, panceta y gelée de jamón. De postre, la torrija con helado de leche ahumada.

No te dejes engañar por el alto nivel de la oferta gastronómica, el A es un espacio con espíritu informal y precios medios (ticket medio de alrededor de 35 euros).

Restaurante Cocina Hermanos Torres 

C/Taquigraf Serra, 20. Tel.:934 10 00 20. Precio medio: 100€.

Los cerca de 800 metros cuadrados no hacen más que vaticinar el tamaño de la experiencia en este nuevo restaurante: enorme.

Se trata de una nave industrial absolutamente remodelada y reconvertida en el proyecto personal de más envergadura hasta el momento de esta pareja de hermanos televisivos. Sergio y Javier Torres no se conforman con la segunda estrella recibida el pasado noviembre en Dos Cielos y ahora apuestan por este restaurante que impresiona tanto en lo arquitectónico como en lo gastronómico. En su oferta, los hermanos Torres han tratado de rendir tributo a las mejores recetas de su madre y de su abuela. Platos como las pipas de girasol heladas  y el falso “arroz” de verduras, van cargados de nostalgia y no te dejarán indiferente.

Restaurante Be So Hotel Sofía

Plaza de Pius XII, 4. Tel.:  935 08 10 20. Precio medio: 75€.

El chef Carles Tejedor (El Nacional y  Lomo Alto entre otros) está detrás de la inmune al paso del tiempo oferta del restaurante Be So. ¿Por qué inmune? Porque tras su experiencia en su juventud en el Hotel Savoy y los años en los que creció  como cocinero en Via Veneto, Carles Tejedor se especializa en versiones en alta cocina de los grandes clásicos culinarios hoteleros: tales como el steak tartar, las ostras o el solomillo à la broche. En el restaurante se puede comer a la carta o elegir entre sus dos menús degustación: el 5 senses y el 7 senses (sentidos en inglés).

La oferta de vinos también destaca por su originalidad en la presentación: se te presentan siete pequeñas botellas de perfume para elegir la que más te guste, y a partir de tu elección, el sommelier te recomienda un  surtido de vinos que te pueden encajar. El restaurante Be So está localizado dentro del Hotel Sofía, donde comparte espacio con otro tres conceptos gastronómicos: el restaurante de inspiración mediterránea Impar, el café-biblioteca PhiloSofia y el teatro-comedor Zuu.

Restaurante Pur

Passatge Concepció, 11. Tel.: 931 70 17 70.  Precio medio: 70€.

El estrellado Nandu Jubany y su más cercano discípulo Matías Coll han estrenado este nuevo restaurante en el que el principal protagonista es el producto. De ahí el nombre Pur (puro en catalán).

La cocina reina en el centro del restaurante con el objetivo de que los comensales puedan participar de la experiencia gastronómica en plenitud y para que pueda también entenderse como un manifiesto de transparencia en lo que a sus intenciones culinarias se refiere: producto excelente, manipulación justa y necesaria y resultado impecable. Platos como el tuétano a la brasa (con escarola o con caviar), anchoas de L’Escala sobre stracciatella y almendra garrapiñada y la ventresca ligeramente curada en sal, almendra tierna y ajoblanco demuestran la pureza de las intenciones del chef de Can Jubany.

Y una vez más, en el piso de abajo, la coctelería, la antítesis del Pur, el Impur (impuro)  para los que quieren alargar la velada.

 

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar